domingo, 17 de mayo de 2009

¿COMO DEBEN INTERVENIR LOS PADRES FRENTE AL BULLYING?

Los padres tienen que observar a su hijo/a para detectar el bullying y actuar si este es el caso.

Los especialistas tienen que hacer llegar a los padres la preocupación respecto al tema y la necesidad de su implicación, informar sobre signos de alarma para detectar, enseñar estrategias asertivas para practicar con sus hijos y sugerir como acercarse a la escuela.

También tienen que proporcionarles estrategias para afrontar la situación. Es importante procurar que las familias tanto de la víctima como del agresor no se enemisten sino que entren en contacto para encontrar soluciones juntos; así como no reaccionar exageradamente ya que se podría influir en una reacción exagerada del niño/a.

Se presentan algunas propuestas de actuación en el caso de que el hijo/a sea víctima o agresor:

CUANDO EL O LA HIJO/A ES "VICTIMA" DEL BULLYING

Después de observar los signos de alarma tienen que preguntar directamente al niño/a sobre que le pasa y que le preocupa, asegurarle que se le quiere ayudar sea cual sea su problema, tomarlo en serio y averiguar que es lo que le ocurre, haciendo que el niño/a describa la manera exacta de como le están molestando, donde i quien. También se le tiene que enseñar que el responder con violencia no es lo mas correcto, sino que se tiene que encontrar soluciones pacíficas; dándole el mensaje de que puede manejar la situación y que se le ayudará a salir del problema; alentándolo para que se junte otros chicos y chicas que le harán sentir bien y enseñarle o revisar y practicar estrategias efectivas de control de la situación.

Finalmente se le pueden dar algunas recomendaciones como: que juegue cerca del profesor o de un grupo, que los objetos valiosos y el dinero lo deje en casa, aconsejarle que cuando acuda a la escuela no lo haga solo, sino con amigos; decirle que escriba un diario donde cada día anote lo que le ocurre, preguntarle si al acabar las clases quiere que se le recoja, que modele la expresión a través del lenguaje corporal, que modele estrategias asertivas, que utilice autoafirmaciones positivas y que se visualice haciendo amigos.

Por otro lado los padres pueden enseñar y trabajar en casa algunas estrategias sencillas que a veces pueden ayudar a los chicos/as a afrontar el bullying.

* Hablar consigo mismo: Animar a los chicos/as a pensar sobre lo que pueden decirse a sí mismos cuando los están intimidando. También es de ayuda pensar sobre las cualidades para contrarrestar los comentarios negativos.
* Ignorar: Cuando el chico esta siendo intimidado no tiene que mirarle ni responderle, haciendo como si el agresor fuera invisible. Esta estrategia no es efectiva en el acoso prolongado.
* El mensaje yo: Se trata de una forma contundente para expresar los sentimientos de manera efectiva. El chico/a expresa como se siente, qué le causa sentirse así y qué le gustaría que los otros hicieran diferente.
* Visualización: Visualizar, imaginar cosas para protegerse. Imaginarse que las palabras le rebotan, esto les da la imagen de no necesitar aceptar o creer lo que se le dice. También puede simular tener un escudo a su alrededor para que no le afecten los comentarios, burlas...
* Reenfocamiento: Cambiar la percepción sobre el comentario negativo convirtiendo la burla en elogio, de esta forma se puede dejar confundido al que se burla ya que no hay reacción de furia o frustración.
* Estar de acuerdo con los hechos: Darle la razón a la burla, es una de las formas mas fácil de tratar una ofensa.
* Responder al que se burla con un elogio relacionado con aquello de lo que se ha burlado.
* Utilizar el humor: Muestra el hecho de dar poca importancia a la situación.
* Solicitar ayuda: Si la intimidación persiste es necesario la intervención de un adulto.

Los padres pueden recomendar estas estrategias a sus hijos cuando son víctimas de maltrato por parte de los compañeros, pero también es conveniente que al mismo tiempo se pongan en contacto con la escuela y que no mantengan en secreto el bullying, transmitiendo toda la información de lo que sucede (cuando, donde, los involucrados y los testimonios, si existe algún profesor informado del problema,...), siempre mostrando cooperación en vez de hacer acusaciones, preguntando como afronta la escuela el tema del bullying y si existe algún programa anti-bullying para ponerlo en practica. Hablar con el profesorado sobre aquello que le sucede al chico/a y si existen mas casos, hablar con otros padres para frenar el bullying, estar en contacto continuo con la escuela, preguntar, enseñar y practicar estrategias para frenar el maltrato.

EL O LA HIJO/A ES EL "AGRESOR" EN EL BULLYING

Primero los padres tienen que asimilar la noticia de que su hijo es el agresor. Para hacer eso es importante que el padre o la madre analicen la situación paso a paso, sepa que es aquello que ocurre realmente y con tranquilidad resuelva la situación.

Lo que no se tiene que hacer es castigar directamente al hijo, tiene que iniciar una conversación con su hijo diciéndole que el bullying no es aceptable, que si se siente frustrado, enfadado o agresivo hay otras cosas que se pueden hacer, todo de manera tranquila.

Los padres pueden hacer una representación de papeles sobre las nuevas conductas, preguntar como se le puede ayudar o a quien dirigirse de la escuela si continúa la situación. Tienen que especificar a su hijo/a las consecuencias concretes si la agresión continua y sobretodo recordar que la prioridad es entender los sentimientos de su hijo/a y enseñarle conductas mas apropiadas, poniéndose en su lugar.

Igualmente es interesante estar atento al comportamiento del hijo/a en la escuela, reestructurar el comportamiento en la familia y hacer cambios que permitan al chico/a sentirse querido, respetado y escuchado, propiciar juegos, estudio, descanso y interacciones con la familia y dar seguridad y confianza en sí mismo.